Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Blanco y negro’ Category

Niños con las piernas raquíticas en los brazos de sus madres, mujeres hermosas que se acercan a las tiendas donde se recogen las ayudas, la cura en los hospitales de campaña, el personal humanitario repartiendo la comida a niños desnutridos de cabezas desproporcionadas. Las enfermeras les lavan el cuerpo y, al mismo tiempo de salvarles la vida, les dan el amor de unos padres desaparecidos en una guerra de la que ellos no tienen la culpa.

Read Full Post »

La falta de confianza en los ciudadanos del país de acogida. La reclusión en los campos de internamiento, el recelo de las mujeres, el miedo de los pequeños, la resignación de los mayores. Todo lo que es normal se vuelve extraño y sólo queda esperar los acontecimientos porque todavía no se puede creer en las personas.

Read Full Post »

La familia empujando el carro con todos sus enseres. Los ancianos y niños, también. Ellos huyen del fascismo, de las leyes de hierro y de la muerte. Las guerras se ganan en el campo de batalla, pero se pierden con los años de represión y de insana crueldad. Hay quien ganó la guerra desde el exilio, desde la cárcel, desde la defensa de sus valores, y son sus descendientes los que celebran su victoria.

Read Full Post »

Las alambradas

Las alambradas del campo de refugiados separan a los miembros de una misma familia. Pero las mujeres y los niños se acercan a ella para darse ánimos, recordar su mundo perdido y enterarse de cómo les va a cada uno de ellos. Se ayudan, pero no saben qué va a pasar, y esa incertidumbre y preocupación no pueden quitársela de la cabeza.

Read Full Post »

El músico triste, su cara seria, el frío, el hambre. El violonchelo viejo y sus dedos precisos, ejercitados, con las uñas limpias ofreciendo un concierto donde todo llora, suplicando una esperanza, sabedor de los peligros de una guerra que no se ve acabar.

Read Full Post »

El niño, en la carretera, anda con cuatro pertrechos sobre los hombros, camino de un exilio solitario de pasos cortos y lentos, sin nadie que le aliente o le diga qué va a pasar, sin nadie a quien contarle quienes eran sus padres y cómo llegó allí; con el abrigo roto y la incertidumbre de dónde le llevará el camino.

Read Full Post »

Almacenes vacíos donde se recibe a las personas desplazadas a la espera de un destino. Bultos de ropa y enseres tirados por el suelo. No sabemos qué se esconde dentro de esas telas donde llevan sus exiguas pertenencias. Posiblemente pudiéramos conocer la historia de cada uno de ellos con el recuento y observación de sus objetos personales. Se sientan aquí y allá, como desconocidos, como seres desesperados que han sufrido la guerra y todavía no pueden vivir en paz.

Read Full Post »

Older Posts »