Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Otros textos’

Ojos sorprendidos que miran el lujo del cuarto de baño de lo que fue la casa del dictador. Los azulejos, la alfombra, el tocador, el taburete y una pequeña escultura clásica de mármol representando la figura de una mujer. El asombro por el buen gusto y los detalles elegidos por el genocida, cuando lo que más llama la atención es la belleza del cuerpo desnudo de la propia artista mientras se baña.

Read Full Post »

La soledad de la niña tumbada sobre unos fardos en el suelo. Ojos nómadas y asustados. El pie reposa sobre un saco de tela donde transporta una sartén y otros utensilios. El abrigo de la madre cubre su cuerpo. Huída de los perdedores, de los niños tristes que acompañan a sus padres llenos de miedo.

Read Full Post »

El llanto de la mujer por el hombre que acaba de fallecer en el bombardeo de una escuela y yace tendido en el suelo. Años de amor rotos en un segundo. Ella llora y pide una explicación que nadie puede darle. No comprende qué ha pasado y no lo admite todavía porque el hecho es muy reciente. ¿Qué va a hacer ella sin el amor de su vida, cómo va a soportar esta precaria existencia sin él?

Read Full Post »

El final de la guerra, el cansancio, los desaparecidos, la desesperación. Las ruinas, los parapetos, los puentes destruidos, la vigilancia. Tanto frío, tanta hambre, tanto sueño, tanto dolor acumulado, tantas miserias, que llega un momento en el que no te importa morir.

Read Full Post »

Los niños juegan a los fusilamientos en todas las guerras. Las guerras de papel, los fusiles de madera, las casacas de periódico, los gorros de cucurucho. Los buenos y los malos, los vencedores y vencidos, los verdugos y las víctimas, las verdades y mentiras, la crueldad y la inocencia.

Read Full Post »

La víctima del bombardeo. El hombre tendido en el suelo con la mirada ausente, perdida, como si el horror se hubiera petrificado en su rostro y nos estuviera haciendo la advertencia de que la vida pende de un hilo.

Read Full Post »

Los niños serios y los niños alegres dentro del refugio antiaéreo. El miedo de la madre y el miedo de la hija, que se asoma tímida agarrada a su mandil. La preocupación de los padres se transmite a los hijos mayores. Los pequeños juegan despreocupados e inconscientes de lo que está pasando.

Read Full Post »

Older Posts »